Las subastas de Amelia Island 2018


Conoce los resultados y disfruta de las mejores imágenes de las subastas de Amelia Island 2018, evento que no ha decepcionado tras las de Arizona y Paris…

Sí, una vez más aquellos dispuestos a desembolsar millones por un coche fueron nuevamente convocados a Florida por Bonhams, RM Sotheby’s y Gooding & Company. Aunque esta vez vinieron menos dispuestos que otras veces, ya que los automóviles que iban a ser las estrellas al final no cambiaron de garaje.

Más sobre esto al final, pero antes veamos qué cambió de manos. Y para empezar por el principio, aquí va el protagonista de las subastas: este Ferrari 275 GTB “Long Nose” de 1966 con carrocería de aluminio, vendido por Gooding and Company en 2.530.000 $ dólares. Se trata de un “barnfind” muy especial, comprado en 1985 por alguien que lo dejó aparcado en un garaje en 1991 junto al Shelby 427 Cobra de 1967 que dejo bajo estas líneas, vendido a su vez por 1.045.000 dólares. El Cobra fue comprado por el mismo dueño en 1980 y sólo tiene 13.000 millas en su haber. Ambas joyas fueron aparcadas por su dueño en un garaje en 1991 y han sido descubiertas recientemente, habiendo pasado más de 25 años sin tocar. RM Sotheby’s vendió un 275 GTB parecido por 2.205.000 dólares.

Otra máquina destacable fue esta preciosidad de Ferrari 212 Europa Cabriolet de 1952, vendido también por Gooding & Company en 1.600.000 dólares. Carrozado por Ghia y expuesto en su stand en el Salón de Turín del mismo año, su primer dueño fue un italiano y luego en los sesenta acabó encerrado en un garaje americano. Durante años se pensó que el coche se había perdido para siempre pero en 2011 salió a la luz y fue restaurado a conciencia.

 

Preguerra

En Amelia Island hubo muchos automóviles de preguerra y de ellos os traigo tres que llamaron especialmente la atención – y no sólo por sus precios, como se puede observar. El primero es este maravilloso Duesenberg Model J Imperial Cabriolet de 1930. RM Sotheby’s fue la casa que los vendió, en 1.270.000, 1.050.000 y 995.000 dólares, respectívamente…

…el segundo es este espectacular Marmon Sixteen Coupe de 1931 con un motor de 16 cilindros que en su época le permitía batir a los Duesenberg por un tercio del precio…

…y el tercero, este Isotta Fraschini Tipo 8A S Boattail Cabriolet de 1930…

 

Porsche

Porsche fue sin duda la marca estrella de estas subastas y su modelo 911 sigue estando más de moda que nunca, hasta tal punto que incluso una versión relatívamente moderna como es el 964 de principios de los noventa supera el millón. Así es, y por triplicado: un Turbo S del ’93 vendido por Gooding & Company costó a su nuevo dueño 1,7 M$ y RM Sotheby’s tramitó la venta de un Carrera RS 3.8 por 1,655 M$ y este Carrera RSR 3.8 por 1,27 M$:

 

Sin Vender

Como siempre, aquí va un párrafo dedicado a los que quedaron sin vender, que en Amelia Island fueron los que parten con precios estimados más altos y en principio iban a ser las estrellas del evento. Este Porsche 911 Carrera RSR 2.1 Turbo tenía un estimado de entre seis y ocho millones, pero la puja más alta sólo fue de 5,4 millones…

También fue demasiado tímida la puja de 3,9 millones por este Ferrari 410 Superamerica frente a un estimado de entre cinco y seis millones…

Y finalmente, en el caso de este Rolls-Royce Silver Ghost Roi des Belges, quizás la puja de 940.000 dólares era bastante sensata, pero no fue suficiente para su dueño, que esperaba ingresar entre 1M y 1.250.000 por él…

 

Clase Media

Pero como siempre en estos eventos, no hace falta ser millonario para llevarse alguna maravilla, ya que hubo un poco de todo entre los casi 300 clásicos que las tres casas sacaron a subasta, con un éxito de ventas de entre el 86% de RM Sothebys, el 87% de Bonhams o el impresionante 95% de Gooding & Company. Así que acercándonos (poco a poco) a la realidad también cambiaron de garaje estas joyas…

Cord 812 Supercharged “Sportsman” de 1937 (112.000$) | Bonhams
Chrysler Town and Country Sedan de 1947 (100.800$) | RM Sotheby’s
BMW 2002 de 1972 (38.080$) | RM Sotheby’s
Pontiac Chieftain Deluxe Eight de 1953 (39.760$) | Bonhams
Dodge Charge de 1972 (49.560$) | Bonhams
Studebaker Dictator Roadster de 1935 (64.400$) | RM Sotheby’s

 

Mi Preferido

Por mi parte, esta vez me habría quedado con este Chrysler Windsor Sedan de 1941, vendido por RM Sotheby’s en 14.560 dólares. Concretamente se trata de (este texto es un resumen del catálogo de la casa de subastas…) un encantador sedán Windsor de seis cilindros en estado original con algunos signos de envejecimiento y desgaste, terminado en un gris “Gunmetal” que cuenta con un interior de tela gris “Paloma” acentuado por un tablero de plástico modelado correcto y auténtico y molduras interiores.

Los accesorios incluyen un bonito reloj y una hermosa radio, una calefacción “MoPar Deluxe” y la transmisión opcional “Fluid Drive”, que garantiza una gran facilidad de conducción. Ya sea para los entusiastas que acaban de estrenarse en este hobby, o para los fans de los Chrysler de pre guerra, este encantador vehículo ofrece un estilo maravilloso y una excelente relación calidad/precio.

DH

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *