Estrellas del Norte


Descubre qué pasa cuando se juntan unos apasionados de los Mercedes-Benz clásicos para restaurar con obsesiva perfección turismos y unas curiosas furgonetas…

En un lugar del norte, un grupo de profesionales restaura vehículos Mercedes-Benz. Hasta ahí, nada nuevo. Pero tras la primera (exitosa) experiencia, se han convertido en expertos en una furgoneta ya desaparecida de nuestras carreteras, aunque muchos aún las recordamos. Sobre todo por lo feotas que resultaban, aunque hoy en día a muchos de nosotros (ya se sabe cómo va esto) nos parecen maravillosas.

Mercedes-Benz L319 | ICON ROAD

Sin embargo, la pasión y el buen hacer de este grupo no se limita a las furgonetas, la marca de la estrella es su obsesión a todos los niveles. Así que su expertise se extiende ya a los SL y SLC de la línea R/C107 y a los W113 que llamamos “Pagoda”, de cuyo estado de restauración queda constancia más abajo.

Taller de Restauración Mercedes-Benz | ICON ROAD

 

Un lugar: la cueva de las estrellas

La furgoneta en cuestión es el modelo L319. Con un peso máximo de 3.600 kg, se puede considerar que fue la primera furgoneta moderna de estas dimensiones construida específicamente como tal, es decir, no basada en un chasis de camión. Entre 1955 y 1968 se construyeron exactamente 123.234 unidades. De ellas, unas 19.000 salieron de la fábrica barcelonesa de la Empresa Nacional de Motores de Aviación, S.A., ENMASA, con licencia de Daimler-Benz A.G., montadas a partir de “kits” de piezas que llegaban de Alemania. Por cierto que estos kits también se mandaron a Melbourne (Australia) y la versión minibus se fabricó en Iran.

Mercedes-Benz L319 | ICON ROAD

Mercedes-Benz L319 | ICON ROAD
Localizada en un desguace de Granada, el estado general de esta furgoneta es bueno, especialmente el de la carrocería.
Mercedes-Benz L319 | ICON ROAD
Una de las furgonetas L319 D perteneció al CSIC y se dedicó al transporte de pequeños animales.
Mercedes-Benz L319 | ICON ROAD
Preciosos detalles como este ya no se ven hoy en día – afectan a la aerodinámica, claro.
Mercedes-Benz L319 | ICON ROAD
Esperando a rodar de nuevo en un plazo no muy lejano…
Mercedes-Benz L319 | ICON ROAD
…al igual que el precioso volante con su correspondiente anillo para el claxon.
Mercedes-Benz L319 | ICON ROAD
Cucú… el frontal tan peculiar hace hoy en día más fascinantes a estas furgonetas.
Mercedes-Benz L319 | ICON ROAD
La imprimación protege ya la carrocería de estos dos proyectos, para interrumpir el proceso de degradación del bastidor y la carrocería, así como…
Mercedes-Benz L319 | ICON ROAD
…por supuesto de las piezas principales como puertas y llantas.
Mercedes-Benz L319 | ICON ROAD
Encontrar recambios se hace a veces difícil. Piezas como éstas serán aprovechadas y darán valor y originalidad a la restauración.
Mercedes-Benz L319 | ICON ROAD
Esa aguja volverá a marcar la velocidad…
Mercedes-Benz L319 | ICON ROAD
La furgoneta del fondo es de fabricación alemana y llevaba puertas correderas, lo que la hará muy especial cuando vuelva a la carretera.
Mercedes-Benz L319 | ICON ROAD
La carrocería está protegida hasta que se decida qué hacer con ella.

Un poco de nostalgia: los azulitos

Los azulitos eran unos microbuses que circularon antaño por Bilbao. Entre 1963 y 1971 eran furgonetas Mercedes-Benz modelo L319 o en este caso O319. Las susodichas tenían carrocerías construidas a la sazón por dos empresas carroceras, Maiso e Irizar. Las 50 primeras unidades se alargaron para conseguir seis plazas más, la responsable de la modificación fueron los talleres de Vascongados en Lequeitio.

Azulitos en Bilbao | J.A. Tartajo

Según se comenta en este blog, los azulitos “funcionaban más como un taxi con una ruta fija que como un autobús urbano al uso. El billete era más caro que el del autobús convencional pero se viajaba sentado en cómodos asientos acolchados. En cualquier punto de su recorrido podías “darle el alto” desde la acera y al montarte, o algo antes de tu destino, indicabas al chófer o choferesa (recuerdo a una joven rubia en los setenta que fue la primera conductora de autobús en Bilbao y solía conducir la línea en que mi madre me llevaba al médico) en qué punto exacto querías bajar”.

 

Un capricho: subastado en Arizona

En las subastas de Arizona de 2018, RM Sotheby’s subastó esta O319 restaurada “hasta la última tuerca” y transformada en “camper”. En el proceso , se le dotó de comodidades modernas como asientos actuales en cuero, un exquisito sistema de iluminación interior indirecta, depósitos de propano y agua para la cocina, un sistema de sonido a la altura de las circunstancias y una fuente de energía complementaria por paneles solares.

Y no olvidemos el motor, una unidad moderna de Mercedes-Benz de gasolina con inyección. Para los puristas, un sacrilegio, aunque haya que decir que todo está convenientemente disimulado y la apariencia general es impecable. Y su nuevo dueño también lo dejó ver así, porque finalmente pagó 162.400 dólares por ella.

Fotos: RM Sotheby’s

 

Un soñador: poseído por el encanto de la estrella

Todos los dueños tienen un soñador, alguien que tiene una idea, que la persigue y empuja al resto. En este caso se trata de Fran, nuestro anfitrión en esta fascinante jornada. Una persona espléndida, humilde pero consciente de lo que tiene entre manos. Y que transmite una pasión que en parte queda patente en estas instantáneas…

 

No sólo de furgonetas vive el hombre

Como decíamos al principio, estas personas están dedicados a la marca de la estrella a todos los niveles. Así que, como vemos en las siguientes fotos, también dominan los SL y SLC, descapotable y coupé de la línea R/C107.

Taller de Restauración Mercedes-Benz | ICON ROAD

Taller de Restauración Mercedes-Benz | ICON ROAD

Taller de Restauración Mercedes-Benz | ICON ROAD

Taller de Restauración Mercedes-Benz | ICON ROAD

Taller de Restauración Mercedes-Benz | ICON ROAD
En primer plano, una furgoneta que tras más de veinte años convertida en gallinero y palomar, posiblemente sea restaurada como camión grúa.

Taller de Restauración Mercedes-Benz | ICON ROAD

 

Automobilia, el placer de la caza

Cuando te contagia un virus, se extiende rápidamente. En este caso ha llevado a su portador a coleccionar todo (literalmente, todo) lo que tenga que ver con la estrella de tres puntas. Esto incluye una fascinante antología de prospectos, folletos, tarjetas postales, cartas, fotografías, anuncios, recortes de periódico o manuales de taller, así como una selección de cientos de miniaturas de turismos y vehículos comerciales ligeros y pesados, así como accesorios variados inusitados. Todo proveniente de todas las épocas de la ya larga historia de la marca, que no olvidemos empezó en 1886.

Taller de Restauración Mercedes-Benz | ICON ROAD

Taller de Restauración Mercedes-Benz | ICON ROAD

Foto: Daimler AG
Foto: Daimler AG

El “Pagoda”

En proceso de restauración nos encontramos a este precioso “Pagoda”. El Mercedes-Benz con el código interno W113 se vendió como 230 SL, 250 SL y 280 SL entre 1963 y 1971. Se fabricaron 48.912 unidades, de las cuales parece ser que aún circulaban en Alemania 4.369 a 1 de enero de 2015. El porcentaje es bastante alto para un clásico y se debe a que este modelo raramente se llevó al desguace, incluso estando en muy mal estado. Y eso que la cifra no incluye lógicamente los coches que esperan ser restaurados o que ya estaban en proceso de restauración o simplemente sin papeles.

Por cierto que el apodo le viene de la forma cóncava del techo duro que se suministraba con el coche, cuya forma recuerda (ejem, un poco de lejos) a los techos de las famosas construcciones chinas.

Restauración Mercedes-Benz W113 Pagoda | ICON ROAD

Restauración Mercedes-Benz W113 Pagoda | ICON ROAD

Restauración Mercedes-Benz W113 Pagoda | ICON ROAD

 

Epílogo: la limusina del capellán castrense

Termino con esta preciosidad, cuyo primer y único dueño lo usó tan poco que ha llegado hasta nuestros días como una exquisita cápsula del tiempo. Goma, madera, cuero y chapa de esta joya encontrada en un granero (sí, sí) están tan intactos como el hipnotizante sonido de las puertas al cerrar.

Entre 1965 y 1971 el Mercedes-Benz W108 (y W109 con la motorización más alta, el 300 SEL) fue la limusina de alto nivel de la marca, con permiso del 600, inalcanzable para la mayoría. Se hicieron un total de 383.361 unidades.

Mercedes-Benz W108 | ICON ROAD

Mercedes-Benz W108 | ICON ROAD

Todas las fotos son de ICON ROAD excepto donde se indica otra fuente.

Infinitas gracias a Fran J. Adam por hacernos pasar un día estupendo e inmejorable. No dejéis de visitar mymbautomobilia.com, ahí tenéis mucha más información sobre todos estos proyectos y mucho más.

Si te ha cautivado la marca de la estrella y quieres saber más, no dejes de leer mis dos artículos con su historia… aquí tienes la primera parte y aquí la segunda. Y si ya eras fan y aún no los has leído, te los recomiendo fervientemente 🙂

DH