Subastas Rétromobile 2018


Conoce los resultados y disfruta de las mejores imágenes de las subastas de Paris en el marco de la Rétromobile, el segundo gran evento del año…

Naturalmente, tras la orgía de aletas y cromados del otro lado del charco, cada año predominan en Paris los coches europeos y entre Bonhams, RM Sotheby’s y Art Curial las transacciones sumaron 70 millones de euros en tres días, ahí es nada.

Vamos primero con una visión global, las ventas más espectaculares las llevó a cabo la gente de Art Curial, con siete coches por encima de un millón y los tres coches más caros, empezando por este superlativo Bugatti Type 57C Coupe Atalante de 1938, vendido en 2.903.200 euros, un poco por debajo del precio estimado inicialmente de entre 3 y 3,5 millones. De las 710 unidades fabricadas del T57, sólo 17 se hicieron en versión Atalante y esta unidad equipada con compresor en 1952 se vendía con su historia completa documentada desde que salió de fábrica…

La siguiente maravilla por importe conseguido fue este Maserati A6 GCS/35 Spyder de 1954 presentado por Art Curial que participó en la Mille Miglia de 1955 con Attilio Buffa al volante. Uno de los Maserati de carreras más bonitos que se hayan hecho, examinado y autentificado por la misma marca, por el que su nuevo dueño pagó 2.445.600 euros.

El tercer automóvil más caro de Paris también lo vendió Art Curial y fue este magnífico Porsche 904 GTS de 1964, con participación (esto se valora mucho hoy en día) en eventos de la época como el Tour Auto o los 1.000 Km de Nürburgring de 1964 y sólo cuatro propietarios en total, de los cuales sólo dos desde 1970. Con la intención de homologarlo para la categoría “sport”, sólo se fabricaron 50 unidades y éste con chasis número 904-104 fue la antepenúltima fabricada. Siendo un Porsche tan bello y escaso, aunque el precio pagado parezca una barbaridad, se mueve en cifras realistas: 1.873.600 euros.

Ya se sabe que otro factor que influye a la hora de vender un clásico es el número de propietarios previos y aquí tenemos uno con sólo dos: un BMW 507 Roadster Series II de 1958 vendido por RM Sotheby’s. Además, cuentan que esta unidad nunca fue restaurada pero ha sido mantenida todos estos años por el mismo mecánico, quien lo equipó con algunos detalles no originales como frenos de disco delanteros, ya que su primer dueño lo usó a diario durante años. Sólo 252 unidades se fabricaron de esta belleza, que supuso unas enormes pérdidas a BMW y aunque no está completamente original, su nuevo propietario se lo llevó por 1.776.875 euros

Son tan habituales en estos eventos que casi aburren, pero no: una vez más un Mercedes Benz 300 SL “Alas de Gaviota” nos recuerda por dónde se mueve este modelo. Han sido 1.158.270 euros lo que se pagó en el evento de Art Curial por esta unidad de 1955, con historial completo… pintado originalmente en verde claro metalizado (uno de 20 con este color), fue embarcado hacia Nueva York el el 6 de septiembre de aquél año y luego entregado a su primer dueño en Illinois. Luego se sucedieron varios dueños en EEUU hasta que en el 2000 se llevó a Alemania para ser restaurado “tuerca a tuerca” por Kienle, el conocido especialista en Mercedes. El propietario que lo acaba de vender en esta subasta lo compró en Kienle en 2003 y lo condujo él mismo hasta su garaje en Andorra, aunque luego apenas le hizo kilómetros.

Siendo también un coche relativamente raro de ver, en Paris se vieron dos ejemplares del Ferrari F40, ambos certificados por Ferrari Classiche… uno de 1990 con 29.000 km fue vendido por Art Curial en 953.000 euros (el de la foto) y otro de 1992 con set de equipaje a medida, catalizador y la correa de distribución sustituida hace dos años, vendido por RM Sotheby’s en 933.125 euros.

 

Art Curial

Y ahora veamos qué ofreció cada casa. Art Curial vendió el 86% de los coches que llevó a Paris, con un 40% de los lotes por encima del precio estimado. Fueron preciosidades como este Porsche 356 Pre-A 1300 de 1951 por 894.000 euros…

…este Iso Grifo GL de 1966 por 298.000…

…este (atención) Monica 560 berline de 1975 vendido por 107.280 euros…

…y este Lamborghini Espada Série 1 de 1969 por 169.264…

Art Curial también llevó a Paris estas maravillas de la colección Reinders, de las cuales la mayoría quedaron sin vender…

 

RM Sotheby’s

RM Sotheby’s vendió el 83% de sus lotes y uno de los destacados fue este Bugatti EB 110 Super Sport de 1993. Se trataba de un prototipo con tan sólo 3.300 km y cargado de detalles únicos que lo diferencian de las otras 35 unidades que de fabricaron de la versión SS, lo que le valió a su comprador 1.152.500 euros.

Algo más “asequible” pero entre comillas fue este Lancia Delta HF Integrale Evoluzione II ‘Dealers Collection’ de 1995, vendido en 161.000 euros, bastante por encima del precio estimado de entre 90 y 120.000…

Otros clásicos que destaco subastados por la casa británica fueron estos tres espectaculares Mercedes…

…este Mercedes-Benz 300 S Roadster de 1954 por 646.250 euros…

…este brutal Porsche 914/6 GT de 1970 por 241.250 euros…

…y el Iso Grifo A3/C de 1965 que pertenecía al rockero francés Johnny Hallyday que, aunque habiendo recibido pujas más que decentes, quedó sin vender por que se ve que se esperaba obtener más.

 

Bonhams

Terminamos con Bonhams, que vendió el 77% de sus 130 lotes coches tras un subasta maratoniana que duró más de siete horas, durante la cual se vendieron también unas 200 piezas de automobilia. Ejemplares destacados de la venta de Bonhams fueron este Citroën DS21 Décapotable de 1967 por 201.250 euros…

…este Hispano-Suiza H6B 32CV Coupé de Ville de 1925 por 333.500 euros…

…y este Lamborghini Countach LP400 Coupé “Periscopio” de 1974 por 638.250 euros…

 

Mi Preferido

Y finalizo como siempre con el que me habría llevado yo: este Volvo PV544 de 1960, veterano del Rallye de Monte Carlo de 1962 y perfecto para participar en rallies de clásicos, que ahora ya está en su nuevo garaje por 47.680 euros…

Todas las fotos por cortesía de Art Curial, Bonhams y RM Sotheby’s

Y hasta aquí el resumen de Paris, las próximas subastas de altos vuelos serán en marzo en el marco del Concurso de Elegancia de Amelia Island, en Florida.

DH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *