Habla la FIVA


La reducción de la contaminación en las ciudades pasa por restringir la circulación de los coches más viejos, pero ¡salvemos los históricos!

A medida que aumenta el número de “zonas de baja emisión” (LEZ, por sus siglas en inglés) en toda Europa, la Federación Internacional de Vehículos Históricos (FIVA, por sus siglas en… francés) está presionando para que se haga una distinción clara entre Vehículos “antiguos” e “históricos”, y para una política coherente en toda Europa sobre exenciones al vehículo histórico.

La FIVA entiende la necesidad de que haya zonas de baja emisiones (venga, aquí vamos a llamarlas ZBE) en las ciudades, imprescindibles para cumplir los objetivos establecidos en las directivas de calidad del aire de la UE y para cumplir con las preocupaciones de salud expresadas por la Organización Mundial de la Salud.

A partir de aquí, ya que en general los vehículos con más años tienden a ser más contaminantes que los vehículos más nuevos, las leyes y normas de las ZBEs a menudo se dirigen contra los vehículos más viejos, pero la FIVA sostiene que se deben identificar y reconocer las diferencias fundamentales entre los vehículos “viejos” y los vehículos “históricos”.

El presidente de la FIVA, Patrick Rollet, explica: “Por ‘vehículo histórico’ nos referimos a un vehículo de carretera de propulsión mecánica con al menos 30 años de antigüedad, conservado y mantenido en condiciones históricamente correctas y no utilizado como medio de transporte diario. Estos vehículos son parte de nuestro patrimonio tecnológico y cultural y, en nuestra opinión, no deben ser agrupados junto con los coches viejos y mal mantenidos que se usan como transporte diario barato cuando se considera el problema de la contaminación del aire urbano”.

La FIVA argumenta que hay muchas buenas razones por las cuales la contribución de vehículos históricos a la contaminación del aire urbano es insignificante.

  1. Los vehículos históricos (coches, motocicletas o utilitarios) solo suponen una fracción insignificantemente pequeña de los vehículos de carretera e incluso una fracción menor del tráfico, por lo que su contribución a la contaminación del aire es proporcionalmente pequeña. Ya que generalmente se usan exclusivamente por placer, raramente se usan en áreas urbanas en horas punta – y por todas estas razones, las emisiones de estos vehículos de importancia cultural son estadísticamente irrelevantes.
  2. Los vehículos históricos están bien mantenidos, reduciendo una vez más su impacto sobre el medio ambiente. Los propietarios suelen gastar varios miles de euros al año en su restauración, compra de piezas y accesorios, mantenimiento y reparaciones.
  3. Los vehículos históricos se conducen con cuidado, como se refleja en las bajas primas de seguro.
  4. Muy pocos vehículos históricos tienen motores diesel (el objetivo principal de muchas ZEB).

“Los propietarios de vehículos históricos preservan el patrimonio automovilístico y al usar sus vehículos en las vías públicas brindan al público un servicio gratuito de museo de nuestra historia y cultura automovilística”, agrega Patrick Rollet. “Sería desastroso ver la desintegración de este importante aspecto de nuestro patrimonio cultural. Además, cualquier prohibición o restricción sobre el uso de vehículos históricos no solo es tremendamente injusta para con los propietarios, sino que tiene su impacto en miles de pequeñas empresas que dependen del mundo del vehículo histórico.

“Muchos países de la UE ya han decidido que los vehículos históricos deben estar exentos de sus restricciones de zona de baja emisión, incluidos Alemania, Italia, Hungría, República Checa, Dinamarca, Suecia y el Reino Unido. Sin embargo, las reglas no solo varían entre una nación de la UE y otra, sino que en algunos casos lo hace cuando se viaja de ciudad en ciudad dentro del mismo país. Esto es extremadamente confuso para los propietarios de vehículos históricos.

“En resumen, estamos presionando a los políticos de la UE por tres cosas. Primero, que exista una definición clara de “vehículos históricos” en contraposición a vehículos simplemente “viejos”. En segundo lugar, que lo vehículos históricos deben estar exentos de las restricciones de ZBE. Y en tercer lugar, que la exención se aplique con consistencia, no sólo en cada país, sino en toda la UE en su conjunto. Alentamos fervorosamente a los clubes y propietarios de vehículos históricos a presionar a sus propias autoridades nacionales allá donde existen o se proponen ZEB“.

DH

[Inspirado en la reciente declaración de la FIVA, que tenéis aquí]

SaveSave

SaveSave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *