Tintin y los coches


Descubre la relación entre los álbumes de Tintin y los coches y por qué los automóviles juegan un papel fundamental en las historias del personaje de Hergé…

Al margen de que era un gran entusiasta de los coches, como el que suscribe y probablemente como tú querido lector o lectora, tres razones me llevan a dedicar un artículo a Hergé, el autor de las historias de Tintin y Milú. Ante todo, dio gran importancia a los coches en su obra, en segundo lugar porque soy fan de Tintin. 

Viñeta de "El Cetro de Ottokar" | Studios Hergé
Viñeta de “El cetro de Ottokar” | Studios Hergé

Y en tercer lugar, me he querido quitar esta espinita e investigar un poco en la vida y obra de este tremendo artista, maestro del estilo de dibujo “ligne claire”, esa línea precisa y clara que descarta los efectos de luz y sombra, las texturas y las gradaciones de color en favor de colores planos, sin matices y que como todo lo bonito, de sencilla que es parece fácil pero naturalmente no lo es. Los personajes están a medio camino entre lo realista y lo caricaturesco. Y esos escenarios minuciosos, repletos de detalles…

Los Comienzos

Nacido en una familia de clase media-baja, Georges Rémi alias “Hergé” comenzó trabajando para la revista católica conservadora Le Vingtième Siècle: Hergé comenzó siendo un ferviente católico para terminar agnóstico perdido.

Viñeta de "Las Joyas de la Castafiore" | Studios Hergé
Viñeta de “Las joyas de la Castafiore” | Studios Hergé

En 1929 creó Las Aventuras de Tintín, en principio como propaganda conservadora para niños, pero enseguida llegó El loto azul (1934), la primera de sus obras maestras, escrita y dibujada entre 1940 y 1944 para el periódico Le Soir – afín a los nazis, ejem. Los fantasmas de esta época y los años anteriores perseguirán para siempre a Hergé, acusado a la sazón de anticomunista, colonialista, racista, colaboracionista o traidor.

Madurez

En 1950 crea los Studios Hergé con un equipo que le ayuda a hacer los fondos y demás, contando con dos colaboradores clave, Jacques Martin y Bob de Moor, que nunca figuraron en los créditos de los álbumes.

Tintin y los Coches
Viñeta de “El asunto Tornasol” | Studios Hergé

En 1958 se publica Tintin en el Tíbet (su album preferido y el mío también) y ya los tres últimos salieron muy espaciados: Las Joyas de la Castafiore en el ’62, Vuelo 714 para Sidney en el ’67 y Tintin y los Pícaros en el ’76 – a su muerte en 1983 estaba trabajando en El Arte Alfa. Disfrutad de las viñetas que vienen a continuación, que más abajo remato la historia – haced clic en las fotos para abrir una galería.

Epílogo

Hergé fue muy reservado respecto a su vida personal y no hay mucha información sobre una de sus pasiones: los coches, que aparecen en sus álbumes en gran número y que al parecer se dedicó a coleccionar en cuanto se lo pudo permitir. Uno de los vehículos que poseyó es el que abre este artículo, el Alfa Romeo Giulietta Sprint Veloce con el que aparece en la imagen inferior. Y también tuvo otros tres que figuran más arriba: un Opel Olympia, un Lancia Aprilia y el Porsche 356 azul que aparece en la famosa y grandiosa última viñeta de Stock de Coque.

Hergé y su Alfa Romeo Giulietta | Studios Hergé
Hergé y su Alfa Romeo Giulietta | Studios Hergé

Termino con una galería. Por cierto, los derechos de todas las imágenes pertenecen a la Fundación Studios Hergé.

Todas las imágenes por cortesía de la Fundación Studios Hergé.

DH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *