Autobahnkurier, mensajero de lujo


Con el Mercedes 540K la marca de la estrella nos dejó quizás su coche más emblemático y uno de los iconos automovilísticos más bellos de la historia…

¿Sabíais que la primera autopista alemana se inauguró en 1932 entre Colonia y Bonn? Ah, las fabulosas autopistas alemanas… el sueño hecho realidad de libertad infinita, sin límite de velocidad, generosa anchura y amplias curvas. Y ya que estamos, rompamos directamente mitos: una tercera parte de las autopistas alemanas tiene un límite de velocidad fijo entre 100 y 130. En el resto, con el vehículo adecuado puedes ir a 300 km/h si te place, aunque en caso de accidente las autoridades te pueden cargar con parte de la culpa. Pero cerremos a cal y canto este paréntesis y sigamos.

Mercedes-Benz 540K Sedan W29 | sportscardigest.com
Mercedes-Benz 540K Sedan W29 | Julien Mahiels/sportscardigest.com

Como se sabe, las autopistas alemanas están ligadas a Adolf Hitler, pero al igual que en el caso del Volkswagen, éstas tampoco fueron idea suya, sino de sus democráticos antecesores. Lo que sí hicieron los nazis fue seguir con la idea de construir autopistas a nivel nacional, usándolas, eso sí, como hacían con todo para hacer propaganda diciendo entre otras cosas que así reducirían el paro – por cierto, un mito: sólo se emplearon 130.000 personas en su construcción frente a la fabricación de armamento, que empleó millones.

Mercedes-Benz 540K Cabriolet C
Mercedes-Benz 540K Cabriolet C

En fin, la mayoría de ciudadanos vivió este ambiente tan especial con bastante normalidad, recordemos que la democracia en Europa no tenía mucha tradición… Alemania apenas llevaba quince años, y moviditos. Total, la vida sigue y los constructores de coches, pues iban igualmente a lo suyo. Y entre ellos el rey y niño mimado del régimen era… jawohl, lo habéis adivinado: Mercedes-Benz.

El Autobahnkurier

Con la fiebre de las nuevas autopistas (1.000 km nuevos cada año) en marzo de 1934 la marca presenta  el Autobahnkurier, el Mensajero de la Autopista, un llamativo coupé aerodinámico con las ruedas traseras cubiertas del que aparentemente sólo se hicieron dos unidades. Y como la historia de la segunda es muy interesante y española, saltemos de párrafo que os la voy a contar…

Barraquer cazado por la cámara | Familia Barraquer
…y cazado por la cámara.

Y ¡hop! Pues sí, en 1938 se fabricó expresamente un Autobahnkurier para un oftalmólogo de Barcelona, el Doctor Barraquer. Hay dudas sobre cómo lo llegó a adquirir, algunos dicen que lo recibió como regalo del mismísimo Hitler a cambio de una operación a un alto cargo nazi, pero no lo prejuzguéis por ello: Barraquer era un médico adinerado pero cobraba según el poder adquisitivo de sus pacientes, hasta el punto de operar gratis a los pobres. 

Barraquer cruzando el desierto | Familia Barraquer
…cruzando el desierto…

Una auténtica leyenda: aún hoy en día los hijos y nietos de sus pacientes cuentan historias y anécdotas suyas. El caso es que este buen hombre encima nos cae bien a los aficionados, porque mientras cualquier otro habría encerrado semejante joya en el garaje, él lo usó para lo que están pensados los coches: ser conducidos y llenarse de polvo y barro, aunque quizás se pasó un poco…

Barraquer recibió el “Kurier” en Gibraltar (recordemos, estamos en 1938, en plena guerra civil española) y enseguida embarcó hacia el Norte de África, conduciendo hasta Libia y luego a El Cairo, teniendo que cambiar por el camino (atención) la junta de la culata, con ajuste de válvula incluido.

Mercedes-Benz 540K Autobahnkurier | Daimler
Mercedes-Benz 540K Autobahnkurier | Daimler

Eso sí, no fue el primero porque parece que un chino llamado Tan Tjoan Keng con un 540K “Stromlinien-Karrosserie” blanco hizo un viaje parecido, aunque volviendo por Turquía y Europa del Este y no en barco desde El Cairo como Barraquer. Terminadas las contiendas, en los años ’50 el buen doctor siguió conduciéndolo, su hijo recuerda especialmente un viaje por Europa que los llevó a él y a su padre de Barcelona a Roma, pasando por los Alpes austriacos.

Mercedes 540K Spezial Roadster

Este Autobahnkurier fue el modelo más exclusivo de una serie de coches de super lujo que Mercedes-Benz fabricó entre 1934 y 1939: primero los 500K y luego aumentando de cilindrada con los 540K. Estos coches se fabricaron con el más alto nivel de ingeniería que se pudiera imaginar en la época, los mejores materiales y el equipamiento más sofisticado: cristal de seguridad, frenos hidráulicos, limpiaparabrisas eléctricos, seguros en las puertas, luces intermitentes y… bueno… un peso de hasta 2.700 kg según la carrocería. 

Mercedes-Benz 540K Spezial-Roadster | Artcurial
Mercedes-Benz 540K Spezial-Roadster | Artcurial

Ah, sí, la carrocería… Como ya sabréis lo normal antes de la guerra era que las fábricas de coches de lujo vendieran sólo el conjunto de chasis con motor y a continuación el cliente debía acudir a un especialista en carrocerías para hacerlo ”vestir” a su gusto del cliente. Pero no fue el caso de estos Mercedes cuyas carrocerías, aparte de unos 70, fueron diseñadas por la propia marca, incluyendo el más espectacular de todos…

Mercedes-Benz 540K Spezial-Roadster | RM Sotheby's
Mercedes-Benz 540K Spezial-Roadster | RM Sotheby’s

Se fabricaron 761 unidades de estos coches en ocho carrocerías diferentes, de las cuales la más mágica de todas fue la “Spezial Roadster”… la materia de la que están hechos los sueños… 58 dichosas fantasías sobre ruedas, posiblemente el coche más bonito y armonioso de la historia: ese capó interminable, el radiador embutido entre los faros, el parabrisas inclinado, esas curvas… 

Epílogo

Debió de ser una visión gloriosa ver correr a uno de estos por las autopistas alemanas, aunque quien de verdad sacó provecho de estas vías fueron las fuerzas aliadas, que desde 1945 pudieron transitar gracias a ellas rápidamente por el territorio ocupado – ironías del destino. O el karma, que tiene mucho sentido del humor.

DH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *