Clásicos italianos, un Top 10 diferente


Un Top 10 de coches clásicos italianos de todas las épocas, subjetivo y personal pero aún así lleno de reconocidos iconos de la historia del automóvil…

 

10. Lancia Delta Integrale 

Los Delta Integrale son coches mágicos, los ingenieros que lo diseñaron y afinaron crearon un coche que pasa por las curvas con una estabilidad y velocidad inverosímiles, de modo que muchas veces los límites del coche quedan por encima de los de sus conductores. Efectivamente, no es un coche fácil, pero si lo llevas con sentido común al principio y llegas a dominarlo te recompensará con una de las experiencias automovilísticas más memorables.

El Delta “a secas” vio la luz en 1979 y el primer Integrale lo hizo en 1986, para desaparecer definitivamente en 1993. Inexplicable: en un mundo en que cuesta años y millones crear una marca, el nombre “Integrale” desapareció para figurar sólo en los libros de historia y en las concentraciones de coches. [Foto. delta-integrale.com]

Producción… HF 4WD (1986): 7.665 unidades; HF Integrale 8V & 16V (1987): 23.004; Evo I (1991): 5.619; Evo II (1992): 4.223.

Coches clásicos italianos: Lancia Delta Integrale | delta-integrale.com

 

9. Alfa Spider

El paso del tiempo nos cambia a menudo la perspectiva, hasta el punto de darle la vuelta completamente a los paradigmas más sólidos. El primer Alfa Spider nació con esa parte trasera terminada en una curva descendente que no gustó mucho al público en general, pero una intensa campaña de lanzamiento y sobre todo su «papel» en la película “El Graduado” (1967) hicieron del (relativamente caro) descapotable un éxito. Hoy en día, al ver un Duetto se nos cae la baba, pero aquella forma de “hueso de sepia” no duró mucho y ya en 1969 se modificó la zaga cortándola drásticamente y esta forma ya sí duró unos cuantos años más… el Spider es uno de los coches más longevos de la historia. [Foto: Matthew Litwin & Jeff Koch]

Producción… Serie 1 (66-69): 13.691 unidades, Serie 2 (70-83): 51.819, Serie 3 (82-90): 37.198, Serie 4 (90-93): 21.407.

Coches clásicos italianos: Alfa Romeo Spider | Matthew Litwin & Jeff Koch

 

8. Cuatro Vientos

Esta lista es muy personal y anárquica, así que en este número ocho os traigo cuatro Maserati de los años setenta con nombres de cuatro vientos (Ghibli, Bora, Khamsin y Merak) que forjaron la leyenda de Maserati como fabricante de coches de ensueño, poco fiables hasta el extremo pero que hicieron soñar a toda una generación de incipientes aficionados de pantalones cortos como yo.

La marca italiana había hecho historia durante décadas pero tras muchos problemas económicos, en 1968 fue absorbida por Citroën y siguieron unos años en los que este curiosísimo matrimonio nos dejó estos sueños sobre ruedas, con diseño italiano e innovación francesa. La aventura no duró mucho: ya en 1975 la misma Citroën declaraba bancarrota y era absorbida por su competidora Peugeot.

Producción: Ghibli (66-73) 1.295 unidades, Bora (72-78) 564, Khamsin (73-82) 435, Merak (73-82) 1.830

 

7. Fiat Panda

Para muchos, el ingenio italiano en su máxima expresión. Lanzado en 1980, el Panda llevaba el motor del 127 e incluso en algunos países se le montó el  dos cilindros refrigerado por aire del 126, y siguiendo está línea de crudeza y simplicidad, la suspensión trasera era de ballesta. Pero el objetivo era fabricar un coche simple, funcional y robusto y en ese sentido los ingenieros de Fiat crearon algo realmente especial: una banqueta trasera regulable, fundas de los asientos desmontables para lavarlas en la lavadora, lunas planas para abaratar costes y un techo convertible al estilo de sus colegas franceses de la época. Una delicia de coche para circular por callejuelas del centro. [Foto: FCA]

Producción… 4,5 millones de unidades entre 1980 y 2003.

Coches clásicos italianos: Fiat Panda | FCA

 

6. Cisitalia 202 Pinin Farina

Esta pequeña joya, desconocida para el gran público, tiene sin embargo para los aficionados un significado muy especial. Dado a conocer en 1947, fue el primer modelo más conocido del genial Battista “Pinin” Farina y con sus líneas suaves y sencillas y su estructura integrada dio una especie de pistoletazo de salida oficial al diseño de posguerra. Naturalmente, hay un puñado de coches de la época que dieron comienzo a esta tendencia estética, pero el Cisitalia fue “paseado” por todos los grandes eventos automovilísticos del momento y desde 1951 está expuesto de forma permanente en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. [Fotos: Pininfarina]

Producción… 170 unidades entre 1948 y 1952.

 

5. Lamborghini Countach

Hay coches que son la expresión de una época y éste tan radical, diseñado por Marcello Gandini, marcó dos. Ante todo en los ’70, con su diseño radicalmente innovador. Y luego ya en los ’80, con los conocidos aditamentos aerodinámicos, alerón trasero gigantesco incluido, fue el icono de toda una generación, el “coche del póster” que muchos adolescentes de la época tuvimos en la pared de nuestro cuarto. [Foto: Silverstone Auctions]

Producción… 1.976 unidades entre 1974 y 1990.

Coches clásicos italianos: Lamborghini Countach | Silverstone Auctions

 

4. Alfa Romeo 8C

Esta marca, una de las más icónicas del universo automovilístico, nos dejó unas maravillas, una joyas mecánicas y estéticas, entre los años ’50 y ’70, pero su leyenda se forjó y consolidó antes de la guerra y concretamente en la década de los treinta gracias (tragad saliva) a Benito Mussolini! Sí… a principios de los años ’30 la marca milanesa estaba en bancarrota y era considerada por todos como inviable pero en 1933 el dictador decidió nacionalizarla y usarla para su propaganda fascista. Pero traguemos el sapo y regodeémonos en el principal modelo de aquella época, el Alfa Romeo 8C (ocho cilindros) en sus múltiples variantes deportivas y de calle. [Fotos: RM Sotheby’s, Ultimatecarpage.com, Bonhams y otros]

Producción: entre 1931 y 1939.

 

3. Dos bellezas

Estas dos esculturas sobre ruedas aparecen consistentemente en las listas de los más bonitos (y más sexys) de la historia y probablemente en más de una están en el primer puesto.

  1. El Alfa Romeo 33 Stradale era la versión de calle del Tipo 33 de competición, así que sus líneas van acompañadas de un motor de 230 CV que tienen un trabajo fácil para mover los 700 kg que pesa esta escultura. Producción: se hicieron 18 unidades entre 1967 y 1969
  2. Mecánicamente, el Lamborghini Miura respondía a las expectativas sembradas por su apariencia, aunque su comportamiento no tanto, pero eso hoy en día ya da igual. Por cierto que este coche también adquirió fama mundial gracias a una película: “The Italian Job” de 1969. Producción: se hicieron 764 unidades entre 1966 y 1973.

 

2. Fiat Nuova 500

Si llegabas en avión de día con buena visibilidad a cualquier aeropuerto italiano en los años ’60 y ’70 podías jugar a un juego muy entretenido: contar cuántos “cinquecento” veías antes de aterrizar. Cifras de 30 o 40 en pocos minutos no habrían sido nada inusuales. Más pequeñito que el 600, esta pelotita con cuatro ruedas que los italianos llamaban “Cinquino” fue el verdadero responsable de motorizar al país transalpino una vez superada la crisis se posguerra, cuando ya muchos se pudieron plantear cambiar la Vespa por algo con cuatro ruedas. [Foto: FCA]

Producción… 4.250.000 unidades entre 1957 y 1975.

Coches clásicos italianos: Fiat Nuova 500 | FCA

 

1. Ferrari

Alguno ya estaba diciendo «¿dónde están los Ferrari? Están todos aquí… a la hora de hacer un top ten de coches italianos más icónicos, al menos la mitad deberían ser Ferrari y nos saldría una lista un poco monótona. Así que los meto todos en el primer puesto… ingenioso, ¿no? Ferrari comenzó a vender coches con su nombre en 1947 y desde entonces enriqueció la historia del automóvil con algunos de los coches más icónicos que han rodado por las carreteras de medio mundo. Ojo, que en esta lista sólo hablo de coches de calle, los de competición van en una lista aparte. Cada uno que elija el suyo como «number one», el mío es el 288 GTO. [Fotos: RMSotheby’s]

  • Ferrari 250 Spider California SWB. En los años ’50 los importadores americanos de Ferrari convencieron al Commendatore para que fabricara un descapotable radicalmente deportivo. Para los italianos de la época, esto era un contrasentido pero finalmente el Spider California vio la luz… y se convirtió en una leyenda de la marca. Producción: 49 unidades „LWB“ y 55 „SWB“ entre 1953 y 1965 
  • El Ferrari 365 GTB/4 “Daytona” fue la respuesta de Ferrari al Lamborghini Miura aparecido en 1966, que de un plumazo había dejado obsoleto al 275. Con su lanzamiento, la marca de Maranello producía nuevamente el coche más rápido del mundo, con un concepto tradicional de motor delantero pero con un glorioso diseño de Leonardo Fioravanti para Pininfarina. Producción: 1.284 unidades del GTB/4 Berlinetta y 122 del GTS/4 Spider entre 1968 y 1973 
  • Ferrari 288 GTO. Este coche es fotogénico lo mires por donde lo mires: la parte delantera con los faros escamoteables (¿porqué ya no los hacen?), la parte trasera con las luces encuadradas en un marco… incomparable y las ruedas bien plantadas con los cuatro musculosos pasos de rueda. Producción: 272 unidades “normales”, 5 “Evoluzione” y uno especial fabricado para Niki Lauda, todos (todos) pintados en rojo.
  • Ferrari Testarossa. Hay coches que se convierten en todo un símbolo de su época, trascendiendo el mundillo de los aficionados. Éste es sin duda uno de ellos, pues cuando salió clavó el espíritu extrovertido de la época, pero es todo un triunfo del diseño italiano y aún hoy en día treinta años después resulta moderno. Producción: 7.177 unidades entre xxxx y xxxx, incluyendo las denominaciones Testarossa, 512 TR und 512 M 
  • Ferrari F40. Prácticamente el último deportivo tradicional sin ayudas electrónicas, esta „mezcla de puro terror y brutal emoción“ como lo expresó un periodista venía sin material aislante, ni guantera ni alfombrillas. Pero con el motor V8 bi-turbo lo tenía fácil a la hora de mover los miltrescientosypico kilos que pesaba. Producción: 1.311 unidades entre 1987 y 1992, aparte de 19 F40 LM y 10 F40 Competizione fabricadas hasta 1996

 

Bueno, y hasta aquí llega mi lista de los 10 iconos automovilísticos italianos de todos los tiempos. Si alguien discrepa, más abajo tenéis la posibilidad de dejar un comentario. O incluso podéis dejar vuestra propia lista… y para facilitaros la labor os dejo a continuación más iconos transalpinos…

Y con esto acabo también este repaso, no os perdáis próximamente nuevos listados de iconos por país, totalmente subjetivos y veleidosos como éste!

DH

SaveSave

SaveSave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *