Franck Allard, pasión e innovación


Conoce a Franck Allard, auténtico apasionado del motor y presidente de AMV, la empresa de seguros con su póliza ‘AMV Legend’ para motos y coches clásicos…

El enorme capó se abre y ante nosotros aparece el motor y un montón de accesorios. Mi interlocutor, pelo blanco abundante, permanentemente risueño, llama mi atención sobre éste y aquél detalle. Ahora echamos un vistazo al interior, luego al maletero… y todo el tiempo sus ojos azules tienen un brillo especial, de ilusión por esta gloriosa máquina.

Sí, Franck Allard es, en sus propias palabras, un apasionado de “todo lo que tenga un motor”. Y la joya de su garaje es el Aston Martin DB2 que estamos admirando, comprado de la colección Black Hawk en EEUU y restaurado hasta el último tornillo. Sólo se hicieron 411 unidades de esta preciosidad, que se cotiza a medio millón, aproximadamente.

Retromóvil Madrid 2019 Stand AMV

Allard se lo puede permitir: como él mismo dice citando a Steve Jobs, “la única forma de hacer un gran trabajo es amar lo que haces”. Y en su caso se han juntado su pasión con la tradición familiar en el sector de seguros. Una pasión que se ve en todos los detalles, empezando por el stand en el que me encuentro con Allard, en el Retromóvil de Madrid. 

El stand de AMV destaca entre todos los de la feria: sencillo, elegante y muy luminoso. En cuanto entro al pabellón, me fijo en que es el que más visitantes tiene… “Sí”, me dice Allard tras darme las gracias por el cumplido, “tienes que poner mucha luz, así los visitantes de la feria se ven atraídos como polillas a la luz en medio de la noche. Es un error tener un stand oscuro, a mis colaboradores siempre les digo poned luz, mucha luz”.

Retromóvil Madrid 2019 Stand AMV en construcción

La semana que viene tendrá lugar la Cumbre del Clima en Madrid, en este mismo recinto de IFEMA y Allard está sorprendido “porque todo está muy tranquilo, pensé que habría muchos problemas para acceder a la feria por las medidas de seguridad: me encanta España”. Sí, es un país del que Allard disfruta mucho. Primero por la cercanía: “Madrid está igual de cerca de Burdeos, donde vivo, que de Paris”. Pero también por su gente, la gastronomía o el clima. “Vengo mucho a España, tengo una casa en Cadaqués”.

Nacido en Burdeos en 1949, tras concluir sus estudios Allard se unió a la empresa de seguros de su familia, Filhet-Allard & Cie, y en 1974 lanzó su primera innovación creando AMV, una empresa dedicada exclusivamente a asegurar motos de trial, dirigida a entusiastas, para los que los seguros convencionales no cubrían las necesidades para sus motos que se movían sólo el fin de semana y casi siempre por el campo. Hoy en día, en AMV “tenemos aseguradas más de un millón de motocicletas, entre Francia, España (desde 2001) y Argentina (desde 2013). Es una compañía muy grande”.

Retromóvil Madrid 2019 capot Aston

España era un destino natural para la empresa, dada la enorme afición por las motos que hay en este país: “La afición por las motos en España tiene proyección mundial. Cada año en Moto GP (la categoría estrella del campeonato) hay tres o cuatro españoles punteros. Es el país de las motos: en Francia tienes el fútbol, pero luego vienen el rugby y otros deportes y finalmente las motos. Pero en España, el fútbol y las motos van prácticamente a la par, con eventos a los que acuden hasta 200.000 espectadores. Es fantástico”.

Tras las motos, en 2007 llegaron las cuatro ruedas: “Empezamos asegurando coches clásicos hace doce años. Compramos una correduría de seguros que pertenecía al grupo Generali y se llamaba Legend. Así nació el seguro ‘AMV Legend’, dirigido a motos y coches con más de 20 años de antigüedad, que en 2017 también lanzamos en España. Actualmente somos la correduría de más de 110.000 clásicos”.

Aston Martin DB2

Para el director general de AMV para España y América Latina, Cédric Parnaudeau, para la empresa estar en Retromóvil es la mejor manera de dar a conocer ‘AMV Legend’, de manera que los clientesles permitan encontrar su sitio en el mundo del vehículo clásico en este país.

Porque, en palabras de Francisco Javier Fernández, director comercial de AMV en España, mucha gente tiene su vehículo asegurado en un seguro tradicional y se da cuenta de que no obtienen una indemnización que les permita reparar su coche clásico. Se confunde el paso de los años con la pérdida de valor y se pagan primas que no responden a las necesidades del cliente. Además, con la póliza AMV Legend los clientes cuentan con las mismas ventajas que en el resto de seguros del grupo, como el diseño del contrato a medida y la rapidez en la contratación a través de la web.

Franck Allard en Retromóvil Madrid 2019

Y es que AMV fue además pionera en el uso de Internet, como no se cansa de explicar Allard: “Empezamos con la compañía francesa de correos, poniendo cupones en las revistas: mandabas el cupón por correo con tus datos solicitando información sobre el seguro. Luego vino en Francia un fenómeno que aquí en España se desconoce, llamado Minitel, una especie de precursor de Internet. Naturalmente era muy lento pero nos dio la experiencia para ser los primeros en dar el salto a Internet”.

Como se ve, Allard ha sido un innovador. Y lo sigue siendo: hoy en día la oferta de AMV se ha ampliado hasta ofrecer seguros de moto, scooter, quad, motos de agua y coches, pero “nos estamos preparando para la nueva movilidad, para asegurar patinetes eléctricos, por ejemplo. Estamos siempre buscando nuevas oportunidades de negocio, en Francia también estamos especializados en lo que ahí se llaman productos “nómadas”, sobre todo teléfonos móviles para operadoras como Orange”.

Austin Healey AMV
Foto: L.Beylot

Parece que aunque sigue apasionado por la tradición, no pierde el pulso de la actualidad. Pero ¿y las nuevas generaciones? ¿Seguirán viendo las cosas del mismo modo? “Mi hijo, por ejemplo, tiene 37 años. Le regalé un coche pero lo tiene  siempre aparcado en el garaje. Él vive en España y ni siquiera se ha molestado en cambiarle las placas francesas por unas españolas. Su generación ya no tiene el mismo interés. Para los de mi generación, tener coche era una conquista, anhelábamos tener uno. Yo mismo, antes de tener el permiso de conducir, tomaba “prestado” a escondidas el de mi madre – aunque luego acabé destrozándolo en un accidente, pero eso es otra historia (se ríe de nuevo). 

Sin embargo, todavía hay esperanza… “Aunque muchos menos que antes, sigue habiendo jóvenes hoy en día a los que les gustan los coches. Por ejemplo, mi hija sí es aficionada. Hace años yo me dedicaba intensamente a las carreras y ella venía conmigo: estaba a pie de pista, limpiando el parabrisas, echando una mano o simplemente viendo las carreras”. Por cierto, Allard es seis veces campeón de Francia de rallies todoterreno.

Franck Allard AC Cobra AMV
Foto: AMV

Y aunque ha abandonado ya la competición oficial, sigue disfrutando de sus coches y motos, que mueve regularmente en eventos de clásicos. El Aston Martin con el que se abre este artículo viene de participar en el Tour de France y se mueve regularmente por los circuitos europeos de clásicos.

También sus otros coches, un Austin Healey 100 (1954) preparado para carreras de circuito y un AC Cobra 427, salen a correr con regularidad. Y un Ferrari 355 GTS para la carretera, con el que cuenta haber hecho un viaje épico recientemente entre Cadaqués y Biarritz. Y al rememorarlo, ahí está de nuevo ese brillo especial en sus ojos. Confirmado: un apasionado de los pies a la cabeza.

Todas las fotos son de Daniel Hasselberger para ICON ROAD, excepto donde se indican otros créditos

DH